26/9/09

Estudiando a Pablo Motos


En vista de la repercusión que tuvo el anterior post sobre el tema (¿Qué le pasa a Pablo Motos?), hoy me propongo ir un poco más allá. Mi opinión está muy clara: me gusta El hormiguero, me parece un programa de lo más entretenido; pero también opino que se exceden con los tiempos de publicidad y que su presentador es un impresentable.

Ahora vamos a analizar el cambio de imagen de Pablo Motos, y su posible operación (u operaciones).

Esta primera foto es de hace bastantes añitos, cuando presentaba No somos nadie en las mañanas de la radio:


Yo solía escuchar el programa, y me hacía bastante gracia. Pablo Motos me caía bien, me parecía un tío gracioso y simpático.

Tras dar muchas vueltas, la vida le puso al frente de El hormiguero. Gracias a esto, se ha dado a conocer mucho más, y la fama se le ha subido a la cabeza: lleva al programa invitados espectaculares y luego trata de eclipsarlos, tiene unos colaboradores geniales y no les deja brillar como se merecen... Esta foto es del Pablo Motos actual, que como veis es todo naturalidad:


En la tele la voz ya no lo es todo, la imagen cobra una gran importancia. Pablo se ha obsesionado con mejorar su imagen y creo que es cuando se le ha ido la olla definitivamente. Que conste, que me parece genial que trate de estar lo mejor posible, simplemente creo que a este personaje se le ha ido delas manos, y que se ha obsesionado con el físico y ha empezado a dar de lado muchas otras cuestiones de su persona.

Empezó con aquel programa de Men's health para tener un cuerpo 10 en 10 semanas, y ahora está claro que se ha hecho algo más. Todo apunta a que se ha puesto carillas en los dientes, para tenerlos perfectos y blanquísimos, el problema es que ahora no le caben en la boca. También parece que se ha estirado la cara, haciendo desaparecer aquellas patas de gallo tan marcadas que le caracterizaban. Las malas lenguas apuntan también a algún tratamiento capilar para disimular la incipiente caída, aunque yo de esto no me he dado cuenta ni me atrevo a decir nada (aunque todo puede ser, tiene 44 años el mozo).

En la siguiente foto podemos ver la evidente mejora que se ha producido en su cuerpo, aunque también hay que decir que la segunda foto juega con ventaja, por el blanco y negro y por la iluminación especial para que se le marque bien la tableta:


En resumidas cuentas esta ha sido su evolución en el tiempo. Como veis ha cambiado el tupé por un pelo más corto y peinado hacia delante, ha cambiado unas cejas que le tapaban media cara por otras súper depiladas, se ha dejado crecer la barba y se ha puesto unos dientes más blancos que el blanco de los ojos, algo antinatural:



Para que os hagáis una idea de su popularidad, estos son los dos principales grupos que salen en Facebook al buscar "Pablo Motos":


Los números cantan, mil y pico seguidores por más de siete mil que le odian. Pero para ajustarnos más a la realidad tenemos que fijarnos en todos los grupos que existen:

Odio a Pablo Motos (7450)
Pablo Motos y el Hormiguero (4347)
Pablo Motos (1364)
Por un mundo sin Pablo Motos (1045)
Matthew Fox cree que Pablo Motos es gilipollas (804)
Yo también odio al equipo "La Mandolina", sobretodo a Pablo Motos!!! (9) *

Yo también creo que el niño de Beethoven y Pablo Motos son la misma persona (6)
**


* El equipo no tiene nada que ver con Pablo, pero odian a alguien especialmente por llamarse como él, lo que se epuede considerar negativo
** Esto lo considero neutro


Como veis tiene muchos más detractores que gente que le apoya (más o menos el doble), y la gran mayoría de fans lo son porque forma parte de El hormiguero, no a nivel personal.

Ahora es el momento de que vosotros opinéis.

5 comentarios:

Sergio dijo...

A mí me pasa algo parecido. Antes, cuando estaba en la radio, me gustaba y me parecía gracioso.

Luego en la tele empezó bien, pero poco a poco lo fui soportando menos.

Ahora ya no veo El hormiguero más que algún día de pasada. El presentador no me gusta, y el programa me parece repetitivo, siempre igual. Igual que era No somos nadie en la radio, pero llevado a la tele. Creo que es hora de cambiar.

Bungeee dijo...

Pablo Motos es una de esas personas que odias sin saber por qué razón. Igual que odias al viejete listillo de cifras y letras, o a verónica forqué, o etc... (tengo mucho odio dentro).

reconozco que veo el programa A PESAR de él. Es más... reconozco que me río de sus tontunas solamente cuando se enfrenta a alguien más odiado... como la tipa que sale siempre a decir que dejamos la tapa del vater abierta o que nos dejamos barriguita.

El programa en sí, no está mal, aunque siempre parece un chorreo de presupuesto para montar artilugios enormes que luego usan 1 o 2 minutos.

Tungusky dijo...

Está claro que Pablo Motos ha ido degenerando en el tiempo, a peor. Yo cuando escuchaba No somos nadie, me encantaba, el programa te hacía mas corto el viaje al trabajo y tal.
En la tele, al principio fue la novedad, pero ahora es verdad que se repiten hasta ser cansinos. Todos los días a reírse de Flipy, a que el Hombre de Negro no hable (ahora a veces habla), al baile tontin de Marron, etc etc.
Si se necesita un cambio, no va a ocurrir, nos quedaremos con las ganas.
A mi me pasa como a Sergio, cada vez lo veo menos... una pena

Zendir dijo...

Parece que la opinión es bastante unánime...

michael smith dijo...

A mi me cae fatal es un gilipollas q se cree q es una estrella... Y lo bueno q no tiene ni media ostia... Que pena de tio...