12/12/08

La Luna llena más grande del año


La Luna llena que podremos ver hoy, viernes 12 de diciembre de 2008, será la más grande y brillante del año. Según los datos (que me dan un poco de risa), la Luna de esta noche será un 14% más grande y un 30% más brillante.

Este cambio se debe a que la órbita elíptica de la Luna alrededor de nuestro planeta tiene uno de los lados 50000 kms más cerca de la tierra que el otro. En astronomía, el extremo más alejado se denomina apogeo, y el más cercano se llama perigeo. Con este diagrama se ve todo mucho más claro:


La lógica nos dice que hoy podremos ver la luna en todo su apogeo, ¡¡pero no!! Y nada más lejos de la realidad xD

Esta noche, la Luna estará llena tras haber pasado por el perigeo unas 4 horas antes, y es esta combinación la que hará que la veamos tan grande. Dice la teoría que una Luna en perigeo provoca mareas, y os puedo prometer que anoche una amiga que vive cerca del mar se quejaba de que el mar estaba insoportable, y que se oía desde su casa, cuando normalmente no es así.

Dicen que el mejor momento para mirar la Luna es cuando está cerca del horizonte, cuando se entremezcla con la visión de árboles, edificios... No se sabe muy bien por qué, pero esta combinación produce un efecto que hace que la Luna parezca aún más hinchada, y casi da la sensación de que podemos cogerla si alargamos la mano.

Sobre la medianoche, la Luna estará alta en el cielo, iluminando con fuerza todo a su paso. El efecto será particularmente impactante sobre las zonas nevadas. Disfrutad de la vista.


[Información y diagrama obtenidos de Astroseti.]

1 comentario:

Rubén Moreno dijo...

Muy buen post, no sabía que la excentricidad de la órbita lunar fuera tan aparente.

Respecto al punto de observación, en verdad la luna se ve del mismo tamaño esté en la parte del cielo que esté, pero aparenta ser mayor cerca del horizonte porque hay otros objetos de referencia cercanos. Es un efecto óptico. Si se fotografía con un teleobjetivo tendrá el mismo tamaño cerca del horizonte y en lo alto del cielo.

Por otro lado, en cuanto a la calidad de la observación, cuanto más alta mejor (es decir, más cerca a la perpendicular de la superficie terrestre), pues la luz tendrá que atravesar una capa más fina de la atmósfera de nuestro planeta.