25/9/07

Rutinas


Hoy voy a contar algo que me parece muy curioso, y es que hay una serie de cosas que se repiten todas las tardes cuando voy de camino a la academia...

Salgo del metro de Avénida América.
Espero a que se ponga verde el semáforo para cruzar (lógicamente es un tiempo variable, en función del momento de llegada, pero a partir de ahí...)
Paso junto a un coche de rallies que hay expuesto en una plataforma.
Sigo bajando la calle María de Molina por la acera derecha.
Cruzo la calle por el siguiente paso de cebra. El semáforo está siempre en rojo, pero tarda pocos segundos en ponerse verde para mí, ambar parpadeante para los coches.
Un autobús conducido por una mujer baja por la perpendicular y gira a la derecha, teniéndose que esperar a que yo cruce para seguir su camino.
Sigo bajando la calle, ahora por la acera contraria.
Llego a un semáforo en rojo. Puedo cruzar el primer tramo porque nunca vienen coches, pero me tengo que esperar a que el semáforo se ponga en verde para poder cruzar el segundo tramo.
Paso por delante de un pobre pidiendo con una mochila, en la que tiene colgado un austero cartel que dice "Una ayuda".
El siguiente semáforo se pone en verde en cuanto yo llego.
Dejo a la izquierda el Wok y unos chicos haciendo trucos con el monopatín.
Paso por delante de un banco donde hay dos chicas jovencitas que me miran al pasar.
Cruzo un paso de cebra sin semáforo.
Sigo bajando la calle y me cruzo con dos ejecutivos.
Otro paso de cebra sin semáforo.
Dejo una marquesina de autobús a mi derecha, en la que un viejo y una niña están esperando el bus.
Llego a otra calle dividida en dos con el semáforo en verde. Cruzo el primer tramo y el muñequito verde empieza a parpadear cuando llego al segundo, por lo que tengo que acelerar el paso.
Justo al otro del paso de peatones, en la esquina, hay un tío con barba y una rubia subiéndose en una moto.
Bajo dos manzanas más y a la derecha, en un banco, hay un señor leyendo el periódico.
Giro a la izquierda por la calle de la academia, y en el bar de la esquina, en la terracita, hay un señor tomando algo con su perro tumbado en el suelo.
Llego a la academia.

3 comentarios:

GatitoLindo dijo...

Espero que pase eso siempre, si no se romperá el equilibrio,jajajaja!
Si lo quieres romper dales un autografo a las niñas que te miran a ver que cara ponen, jajajaja!
Muak!

Alteza dijo...

BIENVENIDO AL DIA DE LA MARMOTA!!!!

ZENDIR NO TE HAS DADO CUENTA???? Eso es que has hecho algo mal y tienes que repetir todo el día hasta que salga perfecto.... Cierta película de BILL MURRAY trataba justamente de eso....

Estoy con 'gatitolindo', tu fallo es que les tienes que decir algo a las 2 chicas que te miran... estilo, 'ay maja, si voy con lo que te doy', similares u variantes (jejejeje)

Zendir dijo...

Ya me parecía a mí un poco raro que el profe explicara todos los días lo mismo ...

Os haré caso, esta tarde le digo algo a las niñas a ver si explota todo o consigo salir del bucle :)