4/7/07

Estrategia laboral




Trabajo rodeado de grandes cerebros... Algunos son verdaderas máquinas, capaces de hacer cosas, recordar cosas, resolver problemas, ver cosas antes de que sucedan, adelantarse a los problemas, elegir la mejor solución de varias planteadas...

A base de conocer a unos y a otros, ya sé a quién me tengo que arrimar para aprender lo máximo posible, con quién me tengo que ir cuando me apetezca echarme unas risas y de quién no puedo fiarme ni cuando me esté dando la hora.

Se ha ido viendo una evolución (muy grande en algunos casos) en la forma de tratarme de la gente desde que llegué hasta el día de hoy. Los jefes han pasado de asignarme aquellas primeras pequeñas tareas de tanteo, muy sencillas y que cualquiera podría hacer, a encargarme cosas que suponen para mí auténticos retos, y han pasado de mirar con lupa mi trabajo a fiarse de lo que hago y cómo lo hago, incluso dejando a mi elección la forma de hacerlo en base a mi propio criterio.

Continuando el análisis, de arriba hacia abajo (de guay a menos guay) nos encontramos a otra gente con la que he tratado algo menos y que aún no se fía mucho de mí (profesionalmente hablando). Por ejemplo, ante cierto problema, yo les planteo cierta solución y me miran con recelo. Ignoran mi respuesta, y siguen preguntándole a otras personas, o consultándo otros medios a su alcance. Si resulta que al final yo tenía razón lo más que me dedican es la típica mirada de "novato con suerte..." Yo me lo tomo con filosofía, y como una inversión de futuro. Imagino que algún día, después de varios "aciertos al azar", se darán cuenta de que algo de idea tengo.

Y para terminar, abajo del todo están esos otros (en realidad sólo me pasa con una persona) para los que no pasa el tiempo. Después de varios meses, muchas comidas juntos, muchas horas de trabajo, muchas colaboraciones... se siguen refiriendo a mí como "el chico ese de azul" (o del color de camisa que toque ese día...) Le envidio, no debe ser fácil ignorar con tanta fuerza la realidad que te rodea, igual que no debe ser nada fácil cargar a todas partes con un ego tan grande que te impida aprenderte el nombre de tus compañeros...

9 comentarios:

Tungusky dijo...

Esos para los que no pasa el tiempo son unos hijos de... ejem. Van por la vida mirando por encima del hombro al resto, creyendose superiores, cuando en realidad son insignificantes, no valen nada, y si les dieras una patada te quedarias tan agusto...
Lo mejor es ignorarles lo máximo que puedas. Suerte!!!

gux dijo...

En el primer trabajo (aunque en tu caso no lo sea exactamente) es algo que te pasará. No llegas con caché, eres el junior, el becario, o lo que sea. Puede pasar cierto tiempo, y la gente probablemente empiece a tomarte en serio si demuestras que eres bueno, pero tiene que pasar mucho tiempo para uqe la gente piense en tí como el nuevo, el inexperto, o lo que sea.

Nadie es profeta en su tierra...

galletitas dijo...

Lo estás haciendo muy bien.Trata de aprender todo lo q pueda de los mejores...a ver si de una vez por todas me puedes recolver alguna de mis dudas laborales... xD

Mil besotes.

alteza dijo...

Yo soy el que dice lo de 'el tipo ese de la camisa azul (o la que toque ese dia)' jajajajaja

Bueno, donde quedon nuestra hora de los risk-colas??

En fin que tiempos aquellos (muy buenos en unas cosas y malos en otras) donde eramos los que sabiamos (unos mas y yo menos) y los que teniamos que recoger a los 'novatillos' snif snif

Carlos dijo...

Muy buen blog, le felicito. Tal vez le interese EL ARTE DE LA VENTAJA, libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

Zendir dijo...

Tung, ¡gracias por los ánimos!

Gux, ¡gracias por los consejos!

Galletitas, ¡gracias por dejar claro que soy incapaz de resolver tus dudas laborales*!

Alteza, se echa de menos aquellas risas a todas horas, aquella cosa nostra a media mañana, aquel hablarse a voces, aquel tirarse objetos de una punta a otra de la oficina, aquel ambientillo que había y que se fue hundiendo en el maldito lodazal de la rutina. ¡Te echo de menos rey!

Y Carlos, bienvenido y gracias. Me pasaré a cotillear esas cositas que me dices.

Como dicen por aquí: Saludos/Best regards

(* también hay que tener en cuenta que hace tres meses que dejé ese proyecto del que me haces preguntas, jeje)

galletitas dijo...

Excusas, porq tampoco me las resolvías cdo era tu tabajo... :P

Bss

alteza dijo...

joder galletitas como las lanzas no.... Encima que siempre que llamabas tenias 'linea directa' (incluso cuando no era al movil ;D) y te intentamos resolver tus dudas... Nos vienes con eso ahora????

PD. La casa real en defensa de Zendir, el Elfo-Vampiro

galletitas dijo...

Aki el más pekeño era más listo. Si era una duda, me contestaba cortésmente "No tengo ni idea. Te paso a ..." (introduce en los ptos suspensivos tu nombre o el de Lou para q me la resolvierais).

Lo cual no quita para que si andaba un poco cojo en este campo, en otros con creces me da lecciones magistrales.

Eso no quita el trato, EXQUISITO q siempre me habéis dado.