4/3/09

Tatuajes hechos con el orto

¿Os gustan los tatuajes? ¿Lleváis alguno?

Personalmente no me he hecho ninguno, ni creo que me lo haga. Y si me lo hiciera, sería en un sitio que no se viese normalmente. En cuanto a si me gustan o no, pues depende. Depende de quién lo lleve, depende de dónde lo lleve y depende de qué lleve (joder qué asco, me he recordado por un momento a Pau Donés).

Los hay elegantes, los hay morbosos, los hay exagerados, los hay íntimos, los hay impresionantes, los hay originales...


Y en cuanto a lugares, se puede tatuar prácticamente cualquier parte del cuerpo (sí, cualquiera).


Creo que mi sitio preferido es el hombro, y no me gustan los que asoman por el cuello.


Pues bueno, lo que hoy os muestro son tatuajes hechos con el orto. ¿Qué pasa si te dejas tatuar por un niño pequeño? ¿O por un tatuador con tembleque? ¿O si en un arranque te ves fuerte y te tatúas tú mismo? Pues pasan cosas como éstas:






Bffffff, y luego hay que cargar con esto toda la vida... Hay quien prefiere hacerse tatuajes frikis. Estos por lo menos son graciosos:



1 comentario:

Alteza dijo...

Pues no, no creo que me lo haga nunca y no porque me de miedo.... sino porque no creo en ellos :P

Se supone que un tatuaje es un simbolo de algo que no quieres olvidar pero para eso ya tengo mi mente donde guardo lo que quiero. Al final, el tatuaje carece de un significado o se pierde el mismo.

Sin embargo, reconozco que me gustan muchisimo y a mucha gente le da un aire morboso e incluso atractivo. Cada uno es libre de hacer lo que quiera :D