16/2/09

Aprende a catar vino (II)


Ya os recomendé una vez la web de Aprende a catar vino (prestad atención especial a la preciosa imagen de cabecera xD), en la que podéis encontrar muchísima información sobre el mundo del vino, variedades de uvas, tipos de botellas y de copas... y también información sobre los cursos de catas que realizan periódicamente, tanto a domicilio como en aulas.

De eso precisamente os quiero hablar, porque este sábado por la mañana tuve la oportunidad de acudir a uno de estos cursos. Es tontería que os cuente los detalles técnicos, ya lo hacen ellos muy bien en su página. Lo que sí os voy a dar es mi opinión personal sobre el curso. Lo primero, y muy importante, es que es un curso de cata, no una cata. El cursito dura una mañana entera (de 9 a 14h) y se divide en 3 módulos:
  • Una primera parte teórica, donde se habla de la distribución del vino a lo largo y ancho de nuestro país, denominaciones de origen, tipos de uva, tipos de vino, proceso de elaboración del vino, etc.
  • La segunda parte mezcla un poco teoría y práctica.
  • La parte final del curso consiste en aplicar en la práctica lo que se ha ido aprendiendo, en este caso fueron 10 vinos (entre blancos, rosados y tintos, de diferentes zonas, diferentes añadas, etc.)
Para cada uno de los vinos, se va pasando por las fases de la cata: fase visual, fase olfativa y fase gustativa, para acabar dando una valoración general. En mi caso, partía de un conocimiento muy cercano a cero, y todo era nuevo. Al principio es dificilillo distinguir los distintos matices en el color del vino, y lo mismo con los aromas. Pero poco a poco, y con entrenamiento, se pueden llegar a distinguir muchísimas notas diferentes, aromas frutales, florales, de madera, y otros muchos que ni os podéis imaginar. Yo por ejemplo aluciné cuando descubrí en uno de los vinos aroma de café. ¡¡De verdad!!

Si os gusta el vino y os interesa el tema, no dudéis en visitar la web e informaros sobre las próximas catas. Y si conocéis a alguien que pueda estar interesado pues se lo comentáis también. También puede ser un regalo muy original para amigos, familiares... el sábado por ejemplo acudieron varias parejas que se habían regalado el curso por San Valentín =)

De verdad que os lo recomiendo. Yo volveré algún día a seguir aprendiendo cositas, así que si alguien se anima a venirse ya sabéis. Por triste que parezca no me pagan por anunciarles, jajaja. Os lo recomiendo desinteresadamente y porque realmente creo que merece la pena. Es de lo más curioso, y además te lo pasas bien.

Me despido con una foto que nos tiraron a traición mientras observábamos las distintas tonalidades de una copa de vino tinto (se puede palpar la concentración en nuestros semblantes):


Más información:

2 comentarios:

Aprende a catar vino dijo...

Pues no, no le pagamos nada, pero en breve (y en el futuro) será recompensado por todo lo que nos ha ayudado (ha colaborado integramente en la elaboración de la nueva cabecera), y llegará a ser un buen catador de vinos.
:D

Alteza dijo...

Mas que catador lo veo como bebedor (me consta que esta entre la elite!!) ;D

Interesante lo de los cursos. Espero que os vaya genial y poder apuntarme a alguno