16/7/08

Incertidumbre II: breve explicación


Creo que ya va siendo hora de que os dé una explicación. El motivo de mi reciente incertidumbre era un inminente cambio de trabajo. No daré por aquí los detalles, pero el caso es que sigo trabajando para los mismos, pero en otro sitio más lejos de casa. El aterrizaje fue algo durillo, sitio nuevo, compañeros nuevos, tareas nuevas... pero la verdad es que no me puedo quejar, parecen todos muy majetes.

El otro día, hablando con una amiga que no tiene nada que ver con mi trabajo, se produjeron un par de momentos graciosos porque yo usaba palabras que para mí eran de lo más normales, pero a ella le sonaban a ciencia ficción.

Por ejemplo las lanzaderas. Para mí una lanzadera es el autobús de empresa que me recoge en un punto y me deja en la puerta de mi trabajo sin hacer paradas intermedias. La RAE lo recoge como Medio de transporte rápido, de ida y vuelta y periodicidad frecuente, entre dos ciudades pero a mi amiga le sonaba a lanzadera espacial, y se partía de risa.

Otro término curioso es el vending, que hace referencia a las máquinas expendedoras de comida y bebida que hay en el trabajo. A los empleados nos encanta ir de compring en los descansos, tomarnos un café y un donut y volver a nuestro sitio a seguir aporreando.

Y bueno, poco más se me ocurre. Además, tengo que volver al tajo, que el solitario no se hace solo.

Intentaré dar señales de vida más a menudo... ¡¡Abrazosssssss!!

5 comentarios:

Bungeee dijo...

Bueno, está bien saber de tí de nuevo. Para los que tenemos como única relación contigo el blog... se hacía raro pasar tanto sin saber de tí :P

Un saludo

PD: sí, conocía los términos lanzadera y vending. Aunque la maquina de vending aqui ha sido rebautizada como "maquina de risketos".

Zendir dijo...

En la época en la que trabajaba con Alteza ambos instauramos una ¿sana? costumbre, los viernes a media mañana nos tomábamos un rico riskola (bolsa de Risketos, lata de refresco de Cola y pa'dentro). Echo de menos a Alteza, los riskolas y nuestro mítico aulladero... Echo de menos cotizar al máximo, bajar a la -1 a por cositas especiales. Echo de menos las escapadas al chiringuito y que Lou me tirara el teléfono cuando era para mí (empezó tirando sólo el auricular, pero en algún momento decidió que yo me merecía algo más). Echo de menos esos bogavantes y esos cuadros de arte modernos pintados de madrugada. Echo de menos las rashitas y las pastishitas. Y no sigo por no aburrir, pero echo de menos taaaantas cosas...

bungeee dijo...

Vaya, creo que no tenía que haber tocado el traumático tema de los risketos en la oficina, lo siento... ;) no lo sabía, jeje

Alteza dijo...

MITICA RISKOLA!!!!

Que tiempos... snif snif.

Ya poco queda de todo aquello que hicimos para que aquel infierno llegara a funcionar... Solo queda Lou (y esperemos que no por mucho). Que gran temporada en la que, aunque puteado de curro hasta ultima hora del dia (y me refiero a las horas extra de cada dia y no a las 7) sabias que tenias quien te ayudara con lo que fuera....

'Ves cariño?, ya te dije que era fumarnos un cigarrin y estaria terminado'

En fin, los trabajos cambian, los compañeros cambian, las cosas cambian.... pero los amigos permanecen aun cuando no les ves en algun tiempo.

No cambieis!!!!

Zendir dijo...

Bungeee, ¡mira lo que has hecho!