4/9/07

A los mandos de un caballo




Conducir un caballo es bastante fácil... Lo realmente complicado para mí fue subir y bajar del vehículo. Como diría mi amigo Gux , luego os cuento los detalles.

...

...

(silencio incómodo)

...

...

(miradas al techo)

...

...

Bueno, ¡os lo voy a contar ya!

Una vez que me hubieron ensillado el vehículo (que por cierto, se llamaba Muñeco), tocaba subirse a él. Para que os hagáis una idea, tenía el culo al nivel de mi cara, y yo soy altito...

En resumidas cuentas, subirse fue bastante jodido. El estribo quedaba a metro y pico de altura, y se supone que tenía que subir el pie izquierdo hasta él, yo, que soy la antítesis de la flexibilidad. Es lo típico que me pilla sólo y digo "no soy capaz", pero con toda la gente alrededor, pendiente de mí, y esperando a que me montara para empezar la ruta, tenía que subirme por narices.

Al segundo intento conseguir meter la puntita del pie en el estribo, quedándome en una postura totalmente antinatural e imagino que bastante chistosa. Apenas podía mantener el equilibrio, y se supone que con el pie del estribo tenía que darme impulso para subirme y pasar la otra pierna por encima del caballo... Al tercer intento lo conseguí, casi no me lo creía.

Se alzó una de las voces expertas, que había visto menearse mucho la silla, y dijo que aquello no estaba bien ajustado. Pues hale, bájate del caballo, que te ajusten la silla y vuélvete a subir. Dicho así parece fácil, pero me acordé de los antepasados del apretador de sillas que no había apretado la mía.

De vuelta arriba del caballo, y ante la inminencia de la partida, le pregunté al que tenía al lado que dónde tenían las marchas los caballos. Es una duda que todos podéis tener, así que voy a daros una pequeña lección teórica de conducción equina:

El volante: aquí le llama riendas, y son dos cuerdas que van atadas a la cabeza del caballo y sirven para indicarle hacia dónde debe girar. Tirando de una de las riendas se consigue que el vehículo gire hacia ese lado.

Las marchas: aquí son sólo cuatro... está el punto muerto, el paso, el trote, y el galope. Yo fui casi todo el rato en primera, poniendo segunda en algunos momentos. Con la tercera me atreví muy poco. Para subir de marcha, hay que menear el culo para alante y para atrás, gesto que puede ir acompañado de palmadas en el cuello y el grito de "jiaaaaaa!" para que el caballo se entere bien de que quieres subir de marcha. Para bajar de marcha hay que tirar de las dos riendas a la vez.

El freno de mano: cuando quieres parar tu vehículo en seco, hay que tirar a la vez de las dos riendas pero con más fuerza, y mantenerlas así hasta que veas que el vehículo se detiene. Tuve que tirar del freno de mano alguna vez que el vehículo se puso en tercera sin que yo se lo dijera. Como curiosidad, no se pueden hacer trompos tirando del freno de mano en estos vehículos.

Retrovisores: no aplica

Tubo de escape: todos los vehículos tienen tubo de escape, y lo utilizan constantemente para expulsar desechos de la combustión. Como curiosidad, hay vehículos que realizan la expulsión en marcha, y otros deben detenerse primero.

Pedales: aquí se llaman estribos, y no cumplen la clásica función de embrague, freno y acelerador, sino que son meros puntos de sujección. Como curiosidad, son dos en lugar de tres.

Y en cuanto al manejo básico no se me ocurre nada más. A modo de otras curiosidades:
  • Al subir una pendiente conviene echar el peso para delante, para cambiar el centro de gravedad y ayudar al caballo.
  • Al bajar una pendiente conviene hacer lo contrario, para lo mismo.
  • Al pasar junto a árboles con ramas bajas conviene agacharse para no darse en la cabeza. Es más, conviene agacharse hacia delante y a un lado, para evitar que el caballo nos pueda golpear si levanta la cabeza de golpe.
  • Dicen que si vas a perder el equilibrio te puedes agarrán al pelo del caballo, que aquí se llama crin, y que no le duele. Preferí no probarlo.
  • Conviene meter los pies sólo a medias en los estribos, para no quedarse "estribado" en caso de caída.
  • Así mismo, a la hora del bajar del caballo, conviene soltarse los dos estribos en lugar de soltarse sólo uno, pasar la pierna libre por encima del caballo y lanzarse caer al suelo, quedando la otra pierna colgada. Eso dicen, no es que a mí me haya pasado :$

6 comentarios:

galletitas dijo...

Muxas gracias...tenía un día de lokos, pero me he reido mucho...has tenido una manera muy original de contarlo.

Supongo q a las chicas es más fácil, porque a pesar de ser bajitas siempre el amable instructor te ayuda, sin contar claro aquellas q de pekeñas hicieron ginmasia rítmica y subirse al caballo es como subirse a la barra fija.

En fin toda una experiencia,eh?

Zendir dijo...

No encuentro ninguna similitud entre un caballo y una barra fija, a no ser que el caballo esté en estado de excitación.

gux dijo...

XDDDD buenísima tu forma de contarnos como conducir un caballo...

Una vez hicimos una excursión en el cole y nos montamos en caballo. Nos resultó bastante más fácil porque nos ayudaban...

galletitas dijo...

Cdo nos veamos t lo explico, pero no es tan retorcido como insinuas.

Tungusky dijo...

Juas, juas!!
Para mi sería peor bajar que subir, yo creo que me sentaría con las dos piernas a un lado de caballo, y saltaría como si estuviera sentada en un alto... y esperaría que el estribo ese no se cruzara en mi camino.
Muy divertido!!!
Besos

Nat dijo...

Aunque no te haya comentado nada últimamente te sigo leyendo ¿eh? XD

Me ha hecho gracia lo de los caballos porque en una excursión del cole (Gux no eres el único xD) fuimos a montar a caballo y teníamos que ir como en fila y a una que conozco (no, a mí no xD) le tocó ir detrás de un vehículo con problemas en el tubo de escape xDDDDDDD Creo que no le hizo gracia...