21/12/06

Fashion Victim

Esta mañana iba en el autobús. Además de la fauna de siempre -esto merece mención aparte, así que puede que algún día escriba sobre ello-, me ha llamado la atención un señor mayor que iba sentado.

Yo iba de pie cerca de él y me he fijado en que iba con un libro de sudokus en las manos.

Primera opinión: ¡Mira qué abuelo más moderno, haciendo sudokus!

Veinte minutos más tarde el señor seguía mirando la misma hoja fijamente, sin haber puesto ni un número. En ese momento los pensamientos se han agolpado dentro de mi cabeza... ¿Sabría el abuelo lo que es un sudoku? ¿Se habrá encontrado el libro? ¿Lo estaría haciendo dentro de su cabeza y pensaba escribirlo cuando lo tuviera acabado, por aquello de no andar borrando?

La humanidad es un misterio...

2 comentarios:

galletitas dijo...

Quizás era demasiado avanzado para él...quién sabe. Le podías haber echado una mano,no?Ains!!!!

Besotes gordotes

Flop (por si luego no saben quién soy) dijo...

¿Comprobaste si tenía los ojos abiertos? A lo mejor se había quedado dormido, o algo.